Cancún, Quintana Roo

Mujeres que "dieron a luz" Cancún

Viernes 05 Mayo 2017

 

CANCÚN, Quintana Roo.- Hablar de Cancún, va más allá de un proyecto turístico exitoso. Ciertamente así es. Sin embargo, detrás de esa realidad existen muchas historias entretejidas por las personas que visualizaron, pero sobre todo las que iniciaron la construcción de este bello destino, quienes contribuyeron en su crecimiento, formaron el entramado de una sociedad nueva, que poco a poco se ha consolidado, sin olvidar a quienes en su lucha buscan compartir la identidad del cancunense.

En abril esta joven ciudad cumplió 47 años. Mucho se habla de aquellos pioneros y los hombres que la han forjado, y quiero recordar a las que “han dado a luz a Cancún”. Las mujeres que han estado construyéndolo desde sus inicios, y a lo largo de estos años.

Con el riesgo de olvidar a alguna, y disculpándome de antemano, quisiera mencionar a algunas mujeres; desde las primeras que llegaron literalmente a construir, acampando atrás del Palacio Municipal, en los campamentos de chicleros, volqueteros y demás. Estaban Mimí Lara y Doña María Luisa Canché, quien fue la primera cocinera del campamento. En esa etapa de construcción muchas manos femeninas fueron sostén, como Ernestina Mac Donald, Lina María Dau Espadas, Lidia Dominga Aguilar, Lupita Chalé o Lili Terrazas Lara..

Muchas mujeres como Rocío Pérez del Razo, Silvia Elarzaudia, Leticia González, Doña Ruth Namur, Mercedes Hernández, Rosa Aceves, Sonia Arce y muchas más, fueron parte fundamental en crear esas redes de apoyo en la que fueron cobijados los proyectos de una ciudad, como diría Tiziana Roma, también pionera y pieza clave en difundir la identidad: “Cancún es una ciudad hecha por mexicanos del siglo XX”.

¿Cómo se explicaría Cancún sin Margaríssima, sin las Irabién, sin Anita Medina y su voluntariado, sin Maty y Enriqueta del Jardín de niños “Itzamná”, que recibía a las primeras generaciones de infantes que crecerían y adoptarían esta tierra como suya? ¿Cómo explicarlo sin las maestras de las primeras escuelas, sin Martha González, primera directora de la Casa de la Cultura?

Cancún no sería lo que es sin esas mujeres valientes que llegaron a emprender poniendo sus negocios como Alicia María González, Eloisa Fontana, Said Burad y María Teresa Calderón.  La política no quedó excluida, hubo quienes abrieron brecha, como  Magaly Achach, única mujer que ha sido presidenta municipal de Benito Juárez, y Mercedes Hernández, que ocupó diversos puestos en aquél ámbito del paraíso.

Muchas tejieron también los sueños de ver este lugar como una ciudad nueva, moderna, con peculiaridades diferentes a las demás, sin una Plaza de Armas, puesto que no hubo sangre derramada para fundar Cancún. Un Palacio Municipal sin ninguna Catedral, ni iglesia, como una muestra de ser una ciudad laica, con libertad de creencia. Sin un escudo, sino un logotipo, un ejemplo de modernidad.

¡Hay tanto por saber de esta zona! Muchas veces se escucha: “Cancún no tiene historia”, y ante eso sólo podría responder: “Contacten a Tiziana Roma, tomen los paseos de Costa Urbana, basta un poco de eso para darnos cuenta que estos 47 años que cumplió Cancún muestran un pasado que lo hace único”.

Es un lugar que aún está siendo formado, que continúa creciendo, que no basta con aquellas mujeres que lo dieron a luz en sus inicios, sino que existen hoy muchas más: las que luchan por  ver esta ciudad con ciudadanos involucrados, con leyes y reglas de Transparencia, con espacios públicos que sean respetados. ¿Cómo olvidar a una Bettina Cetto y su lucha por Ombligo Verde?

Un Cancún con la difusión de las bellezas de Cancún, no sólo sus mares sino su riqueza natural, su vida cultural y artística que va tomando más presencia, y viene a mi mente otra mujer que ama Cancún: Indra Rojo.

Hay mujeres que desconozco su nombre, sin embargo han dejado horas de su vida atendiendo una habitación de hotel, sirviendo comida a algún turista, recibiendo huéspedes, vendiendo paseos, cocinando en los puestos de comida que alimentan a las personas que trabajan y regresan  cansadas. Esas mujeres han dado a luz el Cancún que hoy tenemos y el que seguimos forjando.

También las mujeres que difunden ciencia y tecnología, que aportan a la comunidad su pasión por la razón, el conocimiento y el pensamiento crítico. Y existen mujeres que crean el andamiaje para que todas puedan tener derechos, seguridad, voz y equidad; que observan, exigen, piden en nombre de cada mujer cancunense que en su día a día, en su labor diaria, desde un aula, una casa, un hotel, un barco, una oficina, siga alumbrando este paraíso para que sea más que un destino turístico, si no el lugar de personas que lo han adoptado, de personas valientes que dejaron su zona de confort atrás, para construir una nueva vida aquí.

En estos 47 años felicito y me congratulo por todas aquellas entregadas a un proyecto, un trabajo y una causa. Son madres de lo que hoy es nuestro hogar: Cancún.

La reflexión del 47 aniversario, conmemorado el mes pasado, fue la construcción permanente de nuestra ciudad, con todo y su identidad. Este mes, “De las Madres”, se agradece a las entregadas al proyecto, en cuerpo y alma...

Nota escrita por:

Lizzy Santoyo

Más noticias y artículos de Quintana Roo