Cancún, Quintana Roo

La seguridad en Cozumel

Viernes 24 Mayo 2019

EN ÓRBITA
Marcelo Salinas
@msalinas21


Hoy, cuando la mirada se concentra en la seguridad, conviene destacar qué pasa donde se avanza y no solamente donde los hechos violentos activan las alertas. Porque Solidaridad, Benito Juárez y Othón P. Blanco acaparan las noticias al respecto por motivaciones diversas; aunque poco se dice, por ejemplo de Cozumel, donde la incidencia es menor a los municipios que históricamente exhiben bajos números en la materia, como Lázaro Cárdenas o José María Morelos.

El mando único, la Guardia Nacional y las estrategias aisladas (ajenas a la coordinación, entiéndase así) son temas obligados en las mesas de análisis no sólo por contexto, también por proyección; es decir, además de oportuno, será asunto para discutir largo tiempo. Llevamos años debatiendo cómo encarar con éxito el gran desafío que representa la inseguridad con sus variables.

En el Cozumel de Pedro Joaquín Delbouis se vive una situación particular. Hace algunas semanas, cuando se platicaba en los foros acerca de qué hacer con la promoción, el presidente municipal destacó que la isla es en realidad el principal destino (sobre la dupla Cancún-Riviera Maya) ya que recibe unos 7 millones de visitantes vía aérea y marítima; de esta última, tanto de cruceros como de ferrys procedentes de Playa del Carmen.

Esa declaración sorprendió, y con base en las estadísticas se pudo comprobar después lo que la autoridad sostuvo en más de encuentro. Ello, pese a los “peros” que en su oportunidad manifestaron empresarios turisteros de Cancún y la Riviera Maya. Lo cierto es que Quintana Roo se vende como un multidestino, y ahora como macrorregión, con una eficacia espléndida.

Esta semana, otra manifestación pública de Joaquín Delbouis puso los ojos en la isla: la seguridad. Como se planteó en un párrafo anterior, mantiene la incidencia en niveles mínimos después de presentar un alza dramática en la administración anterior de hasta 300%, “cuando no había patrullaje ni colaboración con los otros dos gobiernos, estatal y federal”, acusó el primer edil en sesión de Cabildo.

Relevante esto último, clave quizá del éxito, pues con la llegada del Presidente Andrés Manuel López Obrador se establecieron mesas de seguridad, de lunes a viernes, donde se estrechan las relaciones y afinan lo que antes se desdeñó.

Por supuesto, no da para cantar victoria en nuestras tierras. Mientras tanto, cabe subrayar cómo se avanza donde es evidente y dónde no lo es.

Hoy, cuando la mirada se concentra en la seguridad, conviene destacar qué pasa donde se avanza y no solamente donde los hechos violentos activan las alertas.

Nota escrita por:

Marcelo Salinas

Más noticias y artículos de Cozumel