¿Cómo sobrevivir a un ambiente laboral tóxico?

Sábado 12 Mayo 2018

Un buen ambiente de trabajo produce más satisfacción y bienestar que la categoría laboral o el sueldo.

Un buen ambiente de trabajo produce más satisfacción y bienestar que la categoría laboral o el sueldo. Lo que puede amargar la vida en el trabajo no es tanto el trabajo en sí mismo sino tener un compañero o un jefe tóxico. Los maltratadores laborales pueden ser sutiles o directos, pero siempre son egoístas, bastante envidiosos, inseguros en el fondo a pesar de apariencias de suficiencia, y poco dados a la compasión o a sentirse culpables. Nunca se les encontrará enfrentándose a los jefes para defender una causa justa. Y lo peor, con cierta frecuencia se convierten en los jefes.
La Obra Social La Caixa-Caixa Forum de Palma de Mallorca ha incluído en su ciclo de conferencias sobre 'Cómo tratar con personas difíciles' el tema de la relación difícil en el ámbito laboral, invitando al Dr. José Luis Carrasco, Catedrático de Psiquiatría y director de la Unidad de Personalidad y Comportamiento del Hospital Ruber Juan Bravo de Madrid (grupo QuirónSalud) a impartir al conferencia "Cómo sobrevivir a compañeros y jefes difíciles". La conferencia se impartirá esta tarde.
Según sus propias palabras: "Hablar sobre las relaciones tóxicas en el trabajo puede sonar a tópico o, simplemente, a repetir referencias manidas que otros cuentan. Pero hay una realidad en la que día a día conviven millones de trabajadores que asumen como parte de su trabajo aceptar unos tipos de relación nocivas para su salud e, incluso, para su productividad. Según un estudio de la Universidad de Georgetown, el 98% de las personas afirman haber experimentado conductas tóxicas en su lugar de trabajo".

LAS CLAVES

¿Pero qué es realmente una persona tóxica en el trabajo? Son aquellas que acaban absorbiendo tu energía emocional, como "vampiros emocionales". Cotillean, observan, ironizan sobre los fallos de los demás, convierten la crítica en un juego. En general se conducen por un afán inconsciente de derribar tu seguridad y tu autoestima. A veces son incluso más directos en los ataques, sobre todo si son jefes.
Las relaciones laborales más inofensivas son las de tipo grupal, en las que los empleados se relacionan de manera colectiva. Pero como explica el doctor Carrasco, "las relaciones grupales tienden a hacerse triádicas (Yo-TU-El/ella) o diádicas (YO-TU exclusivamente) y entonces las cosas se complican".
Algunas de las claves para detectar a un compañero tóxico es saber que suelen ser "ariscos, cortantes, hostiles, criticones, persecutorios, pasivo-agresivos, invasivos o competitivos", apostilla el Dr. Carrasco. En el otro lado está el 'jefe' cuya toxicidad viene marcada por un carácter en el que Intransigente, hipercrítico Irritable, faltón, Inseguro, contradictorio, envidioso, pasivo-agresivo, insensible y explotador, invasivo o dependiente.
Reconocer y comprender la toxicidad otorga la capacidad de desarrollar estrategias eficaces para repeler las interacciones tóxicas en el futuro.

SÍNTOMAS DE UN AMBIENTE TÓXICO

Si estás viviendo 3 o más de estas situaciones, sin duda trabajas en un ambiente negativo:

1. Tu jefe te hostiga a ti y a otros

2. No hay trabajo en equipo, cuando algo sale mal se busca un culpable, no una solución

3. Con frecuencia tu jefe o colegas toman crédito por tu trabajo

4. Estás haciendo el trabajo de dos o más personas sin reconocimiento o remuneración adicional

5. Hay reglas y procedimientos establecidos, pero nadie las sigue

6. Circulan rumores, chismes y acusaciones

7. El jefe está ausente o no se ocupa de sus tareas

8. Parece que la gente incompetente jamás será despedida, en cambio elementos valiosos son despedidos o renuncian

9. Tus colegas tienen comportamientos agresivos o se irritan con facilidad, la gente no se comunica con cordialidad y respeto

10. No existe ningún plan de desarrollo, integración o capacitación

11. La gente menos adecuada recibe ascensos

12. La comunicación es deficiente, las personas no conocen sus funciones  y por lo tanto no saben qué se espera de ellos.

¿CÓMO TE AFECTA?

Actualmente obtener un empleo y tener estabilidad no es cosa fácil, y quizá pienses que más vale aguantar este tipo de situaciones antes que poner en riesgo tu trabajo.
Sin embargo, el precio que puedes llegar a pagar por un empleo que te estresa, daña tus relaciones personales y tu autoestima, es muy alto.
Un estudio realizado por GNP indica que 75% de los empleados mexicanos sufren de estrés laboral, que es responsable de desencadenar enfermedades cardiovasculares, depresión, alteraciones gastrointestinales y accidentes.

¿QUÉ HACER?

Cada situación laboral es diferente, en ocasiones estos síntomas tienen una raíz más profunda, una de ellas puede ser una mala situación de la empresa. Cuando una organización está en crisis se descuida al personal y no se ejerce un liderazgo efectivo.
Si es tu caso te conviene iniciar una búsqueda de empleo, para tener opciones en caso de que la situación se torne insostenible.
Cuando el problema es un mal líder, una mala organización o un grupo de colegas problemáticos, hay oportunidad de generar un cambio. Acércate con tu jefe y cuéntale tus inquietudes, pero cuida de llegar con algo más que quejas, intenta proponer estrategias que mejoren la productividad y el rendimiento del equipo.
Convierte tu malestar en acción, si no obtienes resultados, sin duda es tiempo de buscar nuevas oportunidades.

(FUENTE: OCC MUNDIAL)

Lee más noticias en: www.revistafusionq.com.mx