La industria cinematográfica nacional, al borde de la crisis

Lunes 08 Julio 2019

Gonzalo Elvira, presidente de la Asociación de Productores y Distribuidores de Películas Mexicanas, confirmó que en el ámbito del cine hay mucha preocupación por el recorte presupuestal al Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), de donde el nuevo G

Cancún.— Gonzalo Elvira, presidente de la Asociación de Productores y Distribuidores de Películas Mexicanas, confirmó que en el ámbito del cine hay mucha preocupación por el recorte presupuestal al Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), de donde el nuevo Gobierno Federal “corrió a mucha gente valiosa”.
Estamos aterrados porque sabemos que al Presidente no le gustan los estímulos ni los apoyos, pero si él supiera que con estímulo fiscal el gobierno no deja de ganar. Se trata de un fondo de 700 millones de pesos con los que se pueden hacer 80-120 películas, pero genera mucho, explicó.
El Presidente cree que nos gastamos el dinero en otras cosas, pero yo vivo de esto. Hay productores que tienen su negocio o su fábrica, pero yo por lo menos todos los días me levanto queriendo terminar una película y empezar otra, vivo de este negocio, al 100 por ciento, y la situación está muy preocupante, añadió. 
Asimismo, destacó que muchas familias dependen de esta actividad, no sólo las 120 o 150 que participan directamente en una filmación, sino sus familias, los laboratorios, distribuidores, etc. “Es una industria muy importante, conocida incluso en Sudamérica”.
El entrevistado, quien también es vicepresidente-tesorero de la Federación Iberoamericana de Productores Cinematográficos y Audiovisuales, apuntó una película como Roma ayuda  mucho a entrar a los diferentes mercados. “Sin embargo, si ves país por país todos tienen problemas políticos, Bolivia, Venezuela, y yo como productor quiero que mis películas viajen a toda la región”.
“La gente cree que estamos maravillosamente con el cine americano y yo pongo un ejemplo: Avengers, que el día del estreno acaparó 7 mil 011 de las 7 mil 200 pantallas que tenemos en México. Eso no se vale, nos quitan toda la oportunidad”, explicó.
Es muy caro hacer cine, la recuperación es muy lenta. El primero que pone dinero es el productor, pues aunque yo reciba un estímulo debo poner algo de mi bolsa y soy el primero que pone y el último que recibe, indicó.
Por último, recordó que en Quintana Roo hubo un comité de filmaciones que ya desapareció, pero la gente de Turismo apoya mucho para trabajar aquí. “Yo vine hace años con una película que dirigió Hugo Stiglitz, con Ramón Bravo, que se llamó El Arrecife de los Alacranes. Estuvimos tres semanas”.

 

(FUENTE: INFOQROO)

Lee más noticias en: www.revistafusionq.com.mx